Orientación preuniversitaria

Home / Archive by category "Orientación preuniversitaria"

Transformación digital: la revolución que nos ha tocado vivir

 

La digitalización ha contribuido en la creación de un nuevo marco mental para comprender el mundo.

La historia del mundo contemporáneo se inició con profundas transformaciones de base, en lo político, en lo social, en lo económico y en lo ideológico. Cualquier manual de Bachillerato podría comenzar con esta definición referida a la última de las grandes revoluciones de alcance global: la industrial. Y, sin embargo, quién duda de que el mismo enunciado podría aplicarse al momento presente, gracias al fenómeno digitalización ¿Estamos asistiendo al comienzo de una nueva era? ¿Somos testigos de otra gran revolución?

No deja de ser chocante que hablemos de revolución, concepto tiene un alcance estructural, cuando aludimos a un proceso que se gesta en nuestros hogares, en la palma de nuestra mano. Pero es así, los cambiosque están sucediendo no son algo superficial o meramente instrumental, sino de hondo calado. Gracias al potencial de ramificación y complementación de la tecnología digital se ha podido construir lo macro desde lo micro, y viceversa.

La digitalización no se reduce a una ampliación del abanico de posibilidades a nuestro alcance, ha traído consigo un nuevo marco mental para comprender el mundo. Sobre la vertiente ideológica y sociológica de este fenómeno reflexiona Belén Barreiro, socióloga que presidió durante años el CIS, en su último libro (La sociedad que seremos). En él, se describe la forma en que, como resultado de la vertiginosa digitalización y de la crisis económica, la sociedad ha quedado divida en cuatro bloques: los digitales empobrecidos, los digitales acomodados, los analógicos empobrecidos y los analógicos acomodados. Como explica la autora, el influjo de lo digital provoca que para entender las opciones ideológicas de la sociedad ya no sea bastante con la lógica del eje izquierda-derecha sino que haya que acudir a las coordenadas digital-analógico. Por tanto, profundas transformaciones de base en lo social, en lo político y en lo ideológico.

¿Y en lo económico? No cabe duda de que es uno de los ámbitos en los que más rápida y creativamente se están manifestando los cambios. En lo económico es donde aparecen de forma más palpable las oportunidades y riesgos del fenómeno. Para reflexionar sobre este aspecto de la revolución digital, la Universitat Abat Oliba CEU, en el marco del Encuentro Anual de Alumni, celebrará el 29 de junio el evento ‘Transformación digital: el nuevo paradigma de la innovación’. En él, intervendrán figuras que, por su conocimiento y experiencia, tienen mucho criterio que aportar sobre la revolución que nos ha tocado vivir.

 

El mundo necesita periodistas, ¿podrías serlo tú?

 

La digitalización ha traído consigo cambios radicales en la forma de producir y consumir información.

En la sociedad actual, caracterizada por el constante tráfico de comunicaciones, la vocación de periodista adquiere un nuevo relieve. La digitalización ha traído consigo cambios radicales en la forma de producir y consumir información, y en este contexto, propicio a la sobreabundancia, el Periodismo está llamado a revitalizar su condición de referente sobre lo que es realmente útil y relevante.

Para estar a la altura del desafío, el periodista de hoy tiene que ser un profesional abierto a las lógicas de la era digital, lo que exige no sólo conocer las posibilidades técnicas disponibles, sino también estar en disposición de adaptarse a las que, con toda probabilidad, llegarán en el futuro. Es decir, ser partícipe del fenómeno para conducirlo conforme al patrón de responsabilidad social que debe guiar la función periodística.

Este último aspecto, el del compromiso con la función que el periodista desempeña en sociedades democráticas, no pierde vigencia con la digitalización. Al contrario, el hecho de que el ecosistema digital favorezca la volatilidad hace que la figura de un periodista ético y solvente se revalorice como factor de fiabilidad dentro de la incertidumbre. Hoy las premisas clásicas del periodismo tienen más vigencia que nunca

Todo buen periodista debería seguir estos 10 consejos:

1. Ser realista, no añadir ni quitar nada por cuenta propia. Hay que verificar cada información antes de escribir.

2. Las noticias están esperando para ser contadas. Hay que prestar atención a lo que sucede cerca, donde se puede encontrar muchas cosas interesantes de las que informar. Buscar lo noticiable en la vida diaria.

3. Escribir desde el punto de vista propio. Ese ángulo personal, esa perspectiva, es con lo que se consigue la diferencia.

4. No maquillar ni manipular las noticias, mejor dejar la imaginación para otros menesteres. A nadie le gustan las mentiras y el público no las perdona.

5. Una descripción simple siempre es mejor que una exageración.

6. Ser preciso. No existe más información que la información exacta. La gente confía en lo que se cuenta, no esperan ser defraudados.

7. Es difícil que la gente entienda de qué estás hablando si no se escribe correctamente.

8. Leer mucho y expandir el vocabulario, una historia corta no será tan emocionante si repite palabras en cada línea.

9. Es necesario cuidar a las fuentes.

10. Llevar siempre un cuaderno, un portátil, un móvil, una cámara… Nunca se sabe cuándo puede suceder algo interesante.

“El buen periodismo está donde hay un buen periodista, con herramientas para hacerlo y libertad para contarlo… en una página de un periódico –de papel o digital-, en un minuto de radio o de tv… En este momento de transformación e incertidumbre en el mundo de la comunicación, cuando tantos compañeros han perdido sus puestos de trabajo y las empresas buscan salidas a la crisis… a mí me gusta recordar que los soportes cambiarán pero la esencia de nuestro trabajo sigue siendo la misma e imprescindible… estar donde ocurren las cosas, hablar con todos los que tengan algo que decir y contarlo con honestidad… y eso sólo saben hacerlo los periodistas”. Pepa Bueno, periodista.

 

11 consejos musicales para superar las Pruebas de Acceso a la Universidad

 

El momento es ahora. Ya han llegado las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). Proponemos unos últimos consejos para superar con éxito los exámenes. Once consejos para enfrentarse a las PAU... ¡y ganar! Y lo hacemos con música. Ésta es la playlist que hemos preparado:

1. Relájate. ¿Sabías que el 90 % de los alumnos supera con éxito las PAU? Usa la música para ello. Como dice Lady Gaga en esta canción, todos tenemos cien millones de razones para marcharnos... pero nos basta con una buena para quedarnos. ¿Tú ya has encontrado la tuya?

2. Planifica tu tiempo. Si estás estudiando es fundamental que distribuyas bien las horas para cada asignatura. Dedícale unos minutos a lo que te decimos. Y si quieres, puedes hacerlo mientras escuchas el primer single en solitario de Camila Cabello tras abandonar Fifth Harmony: Crying in the Club.

3. Focaliza tu energía. Es muy importante que sepas esquematizar la información más importante ¿Sabías que el It Ain’t Me de Kygo es una de las canciones más escuchadas de Spotify sin haber llegado a ser número 1 en ningún país?

4. ¿Quién puede hablar del amor? Se lo preguntan a ritmo de bachata Shakira y Prince Royce. Y es que seguramente no exista nada más complejo y con más aristas. Que no te ocurra lo mismo en las PAU ;) Comprende lo que estudias y asocia los conceptos para que te lleven a una idea final. Y ahora sí, Deja Vu.

5. Mantente tranquilo. Estudia, descansa y organiza tu tiempo. Esta canción de Reality te ayudará a hacerlo.

6. Amor con hielo fue el primer sencillo del segundo disco de Morat, uno de los grupos con más energía del panorama actual. Pero no confundáis energía con prisas. En las PAU es fundamental entender bien las preguntas. Lee el examen, piensa, y sólo después, contesta.

7. Escucha al tribunal. Las instrucciones que os darán a la hora de empezar las pruebas son fundamentales. Y hablando de escuchar, ¿has oído el Bad Liar de Selena Gómez? El estribillo de esa canción es de las cosas más magnéticas que escucharás nunca.

8. Pasa de pregunta. Si una pregunta te bloquea, sigue con otra. En realidad, es un consejo que puedes aplicar a muchas más cosas en la vida. De hecho, pasa como recomienda Alejandro Fernandez y Morat de todo lo que te duela o te haga daño.

9. Hoy dedícate a descansar ¡Recarga energías para mañana! Recuerda que si te sientes bien, te saldrá la tortilla redondita, perfecta... Es el Efecto Pasillo.

10. No tomes cafeína. Necesitas estar relajado. Y si ni aun así lo consigues, prueba con esta canción de Ed Sheeran: Thinking out loud. No falla.

11. ¿Sabías que la canción Viva La Vida de Coldplay es la mejor canción para levantarse por la mañana según Spotify? Por su letra positiva, por su un ritmo in crescendo y por su tempo de entre 100 y 130 pulsaciones por minuto. Y es que ¡no puedes llegar tarde! Ah, y recuerda llevarte el DNI.

Confiamos en ti ¡Mucha suerte y mucho éxito!

 

Un mapa para orientar la elección de carrera

 

En el caso de muchos jóvenes, la elección de estudios universitarios es la primera decisión de alcance que toman de forma autónoma y plenamente consciente. No se trata de una cuestión sencilla, pues antes de decantarse por una de las muchas opciones disponibles, el futuro universitario debe ordenar y jerarquizar una serie de factores que no siempre es sencillo determinar. De la dificultad de la tarea da cuenta el hecho de que uno de cada cinco estudiantes abandona los estudios universitarios después del primer curso y que no son pocos, cerca del 7%, los que cambian de titulación una vez han comprobado en el primer año que la experiencia no respondía a las expectativas (datos de 2015 del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte).

Sin perjuicio de tener presente que el camino que se emprende con la elección de estudios no es irreversible, sí conviene hacer un proceso de deliberación lo más sólido posible, basado en los aspectos esenciales que sostienen una decisión consistente. Cabría hablar de tres vectores: reconocimiento de la vocación y de las propias capacidades, conocimiento preciso de qué programas universitarios se alinean con estas cualidades personales (considerando la impronta particular que cada universidad da a sus estudios) y conexión con la perspectiva de proyección profesional.

Vocación, formación y profesión, éstos son los tres vértices que conforman el triángulo de la elección de carrera. La mejor decisión será la que integre de forma más completa estos planos, y éste parece haber sido el planteamiento con el que Santander Universidades y el grupo educativo CEU –al que pertenece la Universitat Abat Oliba CEU- han creado el Degree Advisor, dentro de las acciones del observatorio de empleo Job Lab CEU-Santander. Lo que esta novedosa aplicación ofrece es la posibilidad de que el usuario obtenga su propio perfil de estudiante en función de un completo test vocacional, a partir del cual se elabora un informe personalizado que incluye datos sobre la demanda de estudios universitarios, tasa de empleabilidad, tendencias de los distintos sectores profesionales, así como de las competencias más demandadas. Es decir, de una forma coherente y personalizada, el estudiante podrá disponer de un mapa en el que se ponen en relación los tres polos de información que hay que valorar.

La capacidad para ofrecer un relato integral es una de las grandes aportaciones de esta herramienta, ya que presenta de forma ordenada los datos que extrae de diversas fuentes estadísticas: estudio sobre Tendencias de Empleo Universitario, realizado por la empresa GfK a más de 950 empresas; informes del Sistema Integrado de Información Universitaria (SIIU) y otros estudios realizados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Ya está disponible una primera versión para estudiantes y próximamente habrá una diseñada para orientadores. Información para cualificar una decisión que anticipa muchas otras.

 
Education Talks: Educar exige innovar

Education Talks: Educar exige innovar

 

El 28 de abril se celebra una nueva edición de este ciclo de la Universitat Abat Oliba CEU
A principios de siglo, especialistas en coaching como Juan Carlos Cubeiro recurrieron a la expresión ‘jefes del siglo XIX que lideran empresas del siglo XXI’ para poner de manifiesto el desfase que había entre la dinámica actual de las organizaciones y los métodos de las personas supuestamente llamadas a liderarlas. Cosa parecida podría decirse de la educación, donde se aprecia la necesidad de renovar los planteamientos tradicionales para poner a la escuela en consonancia con la realidad que vive la sociedad, una realidad que, por otra parte, actualmente se caracteriza por el permanente cambio. El axioma propio de nuestro tiempo consiste en que todo cambia menos el cambio.

El sistema educativo está llamado a una fascinante tarea, que es la de hacer convivir en un mismo mensaje la lógica de la estabilidad con la apertura a lo nuevo y lo mutable. La escuela debe inculcar al alumno una predisposición positiva a lo cambiante, porque es el signo de la sociedad tecnológica en la que ha de vivir, sin por ello descuidar aquellos principios y conceptos cuya vigencia no decae y que le servirán durante toda su vida para analizar críticamente lo que a su alrededor sucede. Lo sólido y lo líquido, lo predecible y lo improbable, lo convencional y lo disruptivo, todo ello debe integrarse armónicamente.

Sólo una escuela en permanente estado de innovación puede adaptarse a este ideal. Los estudiantes únicamente pueden sentirse interesados por una educación que les proporcione herramientas para adaptarse a los cambios y sacar partido de ellos. Por eso no resultan atractivos los contenidos curriculares inamovibles e impermeables, presentados como un saber clausurado e imperecedero, como tampoco es viable el clásico esquema de jerarquías en el contexto de una sociedad en la que información fluye de forma abundante y descentralizada. Adaptabilidad, participación y creatividad son los conceptos que, junto al juicio crítico, debe manejar el maestro de hoy.

Determinadas las premisas, la cuestión radica en decidir cuál es la forma de innovar, qué nuevos planteamientos merecen ser incorporados a la educación, teniendo en cuenta que la apuesta metodológica constituye en sí misma una enseñanza, que el cómo determina también el qué. Actualmente hay personas e instituciones a las que les une un permanente estado de reflexión sobre las necesidades del sistema educativo, algunas de las cuales ya han aplicado con éxito métodos renovadores. A ellos se dirige Education Talks , espacio que ha impulsado la Universitat Abat Oliba CEU para incentivar el encuentro entre miembros de la comunidad educativa que comparten la convicción de que sólo a través de la innovación podremos tener una educación del siglo XXI.

II Education Talks. Innovación en la Educación. 28 de abril

19.00 h – Apertura

– Quim Casas. Actor y profesor UAO CEU – “Los potenciadores de la comunicación”

– Gemma Arasanz. Profesora Escuela la Vall – “El emprendimiento y las emociones”

– Jordi Jubany. Maestro. Antropólogo. Educación Digital – “Gestionar el aprendizaje digital”

– Xavier Patiño y Silvia Caballeria i Ferrer. Fundació Trams – “Colaborar para innovar”

– Eva Bach. Pedagoga y divulgadora – “Maestros en traducción de emociones” •Begoña Nager Ariza. Coordinadora de Primaria – Psicóloga Escuela Sant Marc de Sarrià – “Generando inclusión educativa a través del Método Glifing”

– Eduard Vallory. Presidente del Centro UNESCO Catalunya – “Los maestros en la escuela avanzada”

20.30 h – Networking cocktail