El mundo necesita periodistas, ¿podrías serlo tú?

Home / Orientación preuniversitaria / El mundo necesita periodistas, ¿podrías serlo tú?
 

La digitalización ha traído consigo cambios radicales en la forma de producir y consumir información.

En la sociedad actual, caracterizada por el constante tráfico de comunicaciones, la vocación de periodista adquiere un nuevo relieve. La digitalización ha traído consigo cambios radicales en la forma de producir y consumir información, y en este contexto, propicio a la sobreabundancia, el Periodismo está llamado a revitalizar su condición de referente sobre lo que es realmente útil y relevante.

Para estar a la altura del desafío, el periodista de hoy tiene que ser un profesional abierto a las lógicas de la era digital, lo que exige no sólo conocer las posibilidades técnicas disponibles, sino también estar en disposición de adaptarse a las que, con toda probabilidad, llegarán en el futuro. Es decir, ser partícipe del fenómeno para conducirlo conforme al patrón de responsabilidad social que debe guiar la función periodística.

Este último aspecto, el del compromiso con la función que el periodista desempeña en sociedades democráticas, no pierde vigencia con la digitalización. Al contrario, el hecho de que el ecosistema digital favorezca la volatilidad hace que la figura de un periodista ético y solvente se revalorice como factor de fiabilidad dentro de la incertidumbre. Hoy las premisas clásicas del periodismo tienen más vigencia que nunca

Todo buen periodista debería seguir estos 10 consejos:

1. Ser realista, no añadir ni quitar nada por cuenta propia. Hay que verificar cada información antes de escribir.

2. Las noticias están esperando para ser contadas. Hay que prestar atención a lo que sucede cerca, donde se puede encontrar muchas cosas interesantes de las que informar. Buscar lo noticiable en la vida diaria.

3. Escribir desde el punto de vista propio. Ese ángulo personal, esa perspectiva, es con lo que se consigue la diferencia.

4. No maquillar ni manipular las noticias, mejor dejar la imaginación para otros menesteres. A nadie le gustan las mentiras y el público no las perdona.

5. Una descripción simple siempre es mejor que una exageración.

6. Ser preciso. No existe más información que la información exacta. La gente confía en lo que se cuenta, no esperan ser defraudados.

7. Es difícil que la gente entienda de qué estás hablando si no se escribe correctamente.

8. Leer mucho y expandir el vocabulario, una historia corta no será tan emocionante si repite palabras en cada línea.

9. Es necesario cuidar a las fuentes.

10. Llevar siempre un cuaderno, un portátil, un móvil, una cámara… Nunca se sabe cuándo puede suceder algo interesante.

“El buen periodismo está donde hay un buen periodista, con herramientas para hacerlo y libertad para contarlo… en una página de un periódico –de papel o digital-, en un minuto de radio o de tv… En este momento de transformación e incertidumbre en el mundo de la comunicación, cuando tantos compañeros han perdido sus puestos de trabajo y las empresas buscan salidas a la crisis… a mí me gusta recordar que los soportes cambiarán pero la esencia de nuestro trabajo sigue siendo la misma e imprescindible… estar donde ocurren las cosas, hablar con todos los que tengan algo que decir y contarlo con honestidad… y eso sólo saben hacerlo los periodistas”. Pepa Bueno, periodista.