Derecho Penal

UAO CEU Blog Community

Universitat Abat Oliba CEU

La historia del Derecho Penal en la historia de los penalistas

Capítulo 3 – Joaquín Francisco Pacheco y Gutierrez Calderón

Una tercera biografía, que debía ser española, intenta respetar el marco temporal de las anteriores: Joaquín Francisco Pacheco y Gutiérrez-Calderón (1808-1865), quien tampoco limitó su actividad intelectual al estudio del derecho penal. Además de una intensa actividad política, fue historiador, poeta y dramaturgo, e impulsor de numerosas publicaciones, también jurídicas. Entre otras, de carácter político, “La Abeja”, un medio reservado al Partido moderado y que posteriormente se denominó “La Ley” hasta su desaparición en 1836. El mismo Pacheco publicó, un año antes de su fallecimiento, los dos primeros tomos de lo que esperaba fuese una colección de sus obras no jurídicas: Literatura, Historia y Política (edición de Antonio Sanmartín y Agustín Jubera, Madrid, 1864), que reunían poemas, dramas y discursos académicos

pacheco_gNacido en Écija (Sevilla) en 1808, estudió Humanidades en el Colegio de la Asunción de Córdoba, hasta que en 1823 se trasladara a Sevilla para cursar la carrera de Derecho. Allí coincidió con Juan Donoso Cortés, con quien, pese a las discrepancias políticas, mantuvo una sólida amistad. Treinta años después, reciente el fallecimiento de Donoso en 1853, Pacheco le dedicaría el discurso de recepción en la Real Academia a (“Sobre el Marqués de Valdegamas”), del que dice con emoción: “Si por la inteligencia era gigante, era asimismo mujer por la sensibilidad, y era niño por el corazón. Dios lo hizo así”.

Tras los estudios de Derecho regresa a Córdoba (1829), donde se hace manifiesta su filiación masónica en el Gran Oriente, y luego marcha a Madrid (1832). Ejerce la abogacía y funda en 1836, junto con Juan Bravo Murillo, “El Boletín de jurisprudencia y legislación”, primera revista jurídica española. En aquellos años ocupó, en el Ateneo, la Cátedra de Legislación (1836-1838), de Derecho penal (1839-1840), y de Derecho Político Constitucional (1844). Precisamente entonces, cuando su brillante oratoria llenaba de jóvenes las salas del Ateneo, nacen sus Estudios de Derecho penal (Boix, Madrid, 1842), que no son sino las lecciones allí pronunciadas. En este estudio, y en lecciones no publicadas, expone su teoría penal vinculada, sobre todo, a Pellegrino Rossi (a quien se dedicó la 2ª biografía del blog). Estas bases teóricas, junto con su conocimiento histórico del derecho, fueron la base de su obra más relevante: el Código penal concordado y comentado (3 tomos, Imprenta de Santiago Saunaque, Madrid, 1848 y 1849), que todavía en vida de Pacheco agotó su segunda edición aparecida en 1856.

Desde 1837 fue diputado sucesivamente por las provincias de Córdoba y Ávila, hasta que en 1858 ingresa en el Senado; aunque se había opuesto a la desamortización, desde las Cortes de 1844 se erigió como líder de la facción “puritana” -esto es, izquierdista- del Partido moderado, dispuesta al diálogo con los progresistas. Fue Presidente del Gobierno durante cinco meses (1847); Ministro de Estado en gobiernos del General Espartero (1854) y de Alejandro Mon (1864); Fiscal del Tribunal Supremo y Embajador en Roma; miembro de las Reales Academias de la Lengua, de Ciencias Morales y Políticas, de Historia y de las Bellas Artes y Presidente del Ateneo (1842.1844). Murió en 1865, en Madrid, tras contraer el cólera en una epidemia.

Pacheco fue hijo del convulso XIX español y, en la política, como otros muchos liberales, víctima de su propio eclecticismo; precisamente el abandono del eclecticismo y la visión clara de la monarquía como poder limitado, frente a la revolución liberal que representa el poder absoluto, salva a su buen amigo Donoso como baluarte del pensamiento tradicional europeo. Pero el juicio sobre el penalista no puede escapar de su entorno y, por ello, la crítica radical de Dorado Montero (sus lecciones “no sólo encerraban poca sustancia, sino que la que tenía era prestada”) es radicalmente injusta. Tal como se deriva del excelente estudio de Antón Oneca, su intervención la redacción de un nuevo Código –aunque su actividad política le apartara de ello en parte- fue relevante; su dedicación a la teoría, aun limitada porque no accedió -como todos sus contemporáneos en España- a la doctrina de lengua alemana, contenía cierta originalidad respecto a Rossi y supuso el incentivo para que otros se interesaran por ella y para -en palabras de Romero Girón- un “movimiento científico” en el derecho penal español.

La figura de este jurista andaluz es más que sugestiva, aunque le pesara a Dorado. Más allá del Derecho penal, destacó en la poesía y el ensayo: véase su Italia-Ensayo descriptivo, artístico y político (Imprenta Nacional, Madrid, 1857). La literatura dramática del romanticismo español tiene en su drama trágico “Alfredo” (aunque también escribió “Los siete infantes de Lara” o “Bernardo”) una de sus obras cumbre, junto con “Macías”, de Larra, o con “Don Álvaro o la fuerza del sino”, del Duque de Rivas. Pero yo quiero llamar la atención sobre la fidelidad al amigo con el que discrepa (Donoso) y sobre su -difícil en su posición, y no falseada- humildad: “nuestra vida intelectual, si no ha producido altos y preclaros frutos, ha sido por lo menos activa y fecunda” (del prólogo a Literatura, Historia y Política, en tomo I). Vita via est.

 

Carlos Pérez del Valle

Joaquín Francisco Pacheco (retrato del Salón de actos del Ateneo de Madrid)

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Aguilar Galván, Enrique: “Joaquín Francisco Pacheco: perfil biográfico de un político andaluz”, Boletín de la Real Academia de Córdoba 115, 1988, pp. 209 y ss.
  • Antón Oneca, José: “El Código penal de 1848 y D. Joaquín Francisco Pacheco”, Anuario de Derecho penal y Ciencias penales-XXVIII, 1965, pp. 473 y ss.
  • Ayuso Torres, Miguel: “Actualidad y vigencia de Donoso Cortés”, Verbo 481-482, 2010, pp. 101 y ss.
  • Candil Jiménez, Francisco, “Observaciones sobre la intervención de Don Joaquín Francisco Pacheco en la elaboración del Código penal de 1848”, Anuario de Derecho penal y Ciencias penales-XXXVIII, 1975, pp. 405 y ss.
  • Dorado Montero, Pedro: De criminología y penología, Viuda de R. Serra, Madrid, 1906.
  • Romero Girón, Vicente: “Pacheco y el movimiento de la legislación penal en España en el presente siglo”, en La España del siglo XIX. Colección de conferencias históricas celebradas durante el curso de 1885-86, tomo III, pp. 173 y ss, Biblioteca Digital del Ateneo de Madrid
  • Tatcher Gies, David: El teatro español del S. XIX, Akal, Madrid, 1996.

Particípa, deja tu comentario:


Suscribirse por e-mail

  • RSS
  • Delicious
  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Youtube

Presentaciones firma

Quedan publicadas las dos presentaciones firmadas por el Dr. Carlos ...

La dignidad de la pe

Al llamar la atención sobre una nueva revista digital denominada ...

Criminal Compliance

Presentación ¿Qué es compliance? ¿Y qué significa para el sistema penal ...

Presentaciones firma

Ya se ha abierto la ventana de Criminal Compliance UAO ...

¿Qué ha de hacer e

En los últimos meses han aparecido en los medios de ...

Presentaciones firma

Quedan publicadas las dos presentaciones firmadas por el Dr. Carlos ...

La dignidad de la pe

Al llamar la atención sobre una nueva revista digital denominada ...

Criminal Compliance

Presentación ¿Qué es compliance? ¿Y qué significa para el sistema penal ...

Presentaciones firma

Ya se ha abierto la ventana de Criminal Compliance UAO ...

¿Qué ha de hacer e

En los últimos meses han aparecido en los medios de ...